jueves, 18 de marzo de 2010

TEORIA CLASICA

La teoría clásica de campos describe la dinámica de los fenómenos físicos macroscópicos descriptibles mediante un campo físico. Si bien potencialmente el concepto de campo engloba desde los campos de fuerzas clásicos, también la mecánica de medios continuos, la propagación de ondas o la distribución de tensiones en un sólido deformable, normalmente el término teoría clásica de campos se restringe al estudio de los campos de fuerzas clásicos en su tratamiento relativista, es decir:
Campo electromagnético
Campo gravitatorio
Campos cuánticos tratados clásicamente, que ayudan a formular la evolución de campos cuánticos libres sin interacción entre ellos.
Concepto de campo físico
Los sistemas físicos formados por un conjunto de partículas interectuantes de la mecánica clásica y los sistemas físicos de partículas relativistas sin interacción, son sistemas con un número finito de grados de libertad, cuyas ecuaciones de movimiento vienen dadas por ecuaciones diferenciales ordinarias como todos los ejemplos anteriores.
Sin embargo, los campos físicos además de evolución temporal o variación en el tiempo, presentan variación en el espacio. Esa característica hace que los campos físicos se consideren informalmente como sistemas con un número infinito de grados de libertad. Las peculiaridades de los campos hacen que sus ecuaciones de "movimiento" o evolución temporal vengan dadas por
ecuaciones en derivadas parciales en lugar de ecuaciones diferenciales ordinarias.
Campos de fuerzas clásicos
Un campo de fuerzas en la descripción newtoniana es una colección de funciones definidas sobre una región del espacio. Si el campo consta de una única componente entonces el campo se llama campo escalar, si las componentes del campo medidas por diferentes observadores se comportan como una 1-forma o un vector entonces se dice que se tiene un campo vectorial. Además de los campos escalares y vectoriales, en física clásica existen campos tensoriales (y más raramente campos espinoriales).
En
teoría de la relatividad se requiere además una condición de covariancia. La condición de covariancia significa que aunque las componentes de un mismo campo físico, medidas por diversos observadores no sean idénticas, deben ser relacionables mediante ecuaciones lineales, asociadas a una determinada representación del grupo . En física se suele decir que «un campo se transforma según una representación» cuando las componentes del campo medidas por dos observadores son relacionables mediante ecuaciones lineales basadas en dicha representación.
Descripción matemática

Un campo clásico relativísticamente covariante, es una función real o compleja que tiene un valor bien definido en cada punto del
espacio-tiempo (esta buena definición puntual es ya una diferencia con el campo cuántico). En la notación :
El índice α, llamado en versión cuántica de la teoría de campos índice de espín, sirve para el tipo de campo, y por ende, el tipo de representación según el cual se transforma: escalar (espín 0), fermiónico (usualmente de espín 1/2), vectorial (espín 1), tensorial [propiamente dicho] (usualmente espín 2). Para cada valor admisible de α se construye una representación finito-dimensional del grupo
[1] en un espacio vectorial real o complejo.
El índice r se refiere a las componentes del campo.
Un campo clásico relativísticamente covariante queda especificado mediante una
densidad lagrangiana . Esta densidad Lagrangiana depende tanto de las coordenas del espacio-tiempo, como de la amplitud del campo, como de las derivadas espacio-temporales del campo. En este artículo usaremos la notación:
.
La condición de covariancia requiere que la densidad lagrangiana sea invariante bajo las substituciones:

Donde , [Dα(A)]rs son las componentes de la matriz asociada a la representación Dα de y [Λ(A)] es la
transformación de Lorentz asociada al mismo elemento anterior.
Principio de mínima acción para campos
Artículo principal: principio de mínima acción
Las ecuaciones de evolución temporal o "ecuaciones de movimiento" de todos los campos clásicos pueden ser derivadas del principio de mínima acción para campos. De acuerdo con ese principio para toda región R del espacio-tiempo se puede definir un funcional, llamado funcional de acción, tal que los campos reales y sus derivadas, son un mínimo de dicho funcional. Dicho funcional viene dada por:
Por tanto, para poder encontrar las ecuaciones de evolución del campo basta encontrar el mínimo de la anterior expresión. Puede demostrarse que los campos que minimizan el anterior funcional satisfacen las
ecuaciones de Euler-Lagrange y por tanto las ecuaciones de evolución del campo pueden ser escritas en términos de su lagrangiano como:
Campo electromagnético en la teoría de la relatividad
El campo electromagnético toma la forma de un campo tensorial de segundo orden, así la fuerza electromagnética sobre una partícula o Fuerza de Lorentz viene dada por:

Donde: son las componentes respectivas del
cuadrivector fuerza y la cuadrivelocidad y son las componentes del tensor de campo electromagnético que, fijado un observador se compone de una parte eléctrica y una parte magnética, en términos de las cuales las componentes del tensor de campo pueden escribirse como:

Debido a que este campo obedece las
ecuaciones de Maxwell resulta que dicho campo puede ser derivado de un campo (cuadri)vectorial dado por:

El hecho de que el campo electromagnético sea derivable de un campo vectorial hace que el tratamiento
cuántico del electromagnetismo se base en representaciones mediante partículas de espín y por tanto cuánticamente los fotones sean partículas de espín +1.
Lagrangiano del campo electromagnético

Tanto el lagrangiano como la integral de acción de una partícula cargada en un campo electromagnético se compone de tres partes: la acción asociada la energía cinética de la partícula (Sm), la acción asociada a la interacción entre el campo y la partícula cargada (Smc) y finalmente la acción asociada a la sola variación de los campos (Sc). Estos tres términos pueden ser escritos como:
Que alternativamente puede escribirse en forma no explícitamente covariante usando la definición de
tiempo propio como e integral de volumen como, muestra un integrando que puede ser identificado con el lagrangiano:
Campo electromagnético en teoría general de la relatividad
El tratamiento del campo electromagnético en relatividad general no difiere demasiado del tratamiento en relatividad especial, que se ha considerado en las dos últimas secciones. Basta simplemente usar en las expresiones anteriores derivadas covariantes en lugar de derivadas parciales , y se tiene así una teoría del campo electromagnético en espacios-tiempo curvos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada